Próxima experiencia online en: En vivo AHORA
  • Próxima experiencia online en:
  • 02 días
  • 10 horas
  • 29 minutos
  • 39 segundos

El plan de Dios para mi vida

ÉXODO 14:1-9

La historia de hoy tiene cuatro aspectos para enseñarnos acerca del PLAN DE DIOS PARA MI VIDA.

 

1- LOS PLANES DE DIOS NO SIEMPRE SON LÓGICOS

En Éxodo 14:1-2, Dios ordenó un cambio de dirección que a algunos de los hijos de Israel les pareció extraño y a otros, muy arriesgado y peligroso.

El Señor les pide a los hijos de Israel que den marcha atrás para regresar por el mismo camino que acababan de recorrer. Van en dirección a un lugar en donde tienen por un lado el mar Rojo, por el otro el desierto, y enfrente, una barrera insalvable de montañas. Estaban encajonados, ¡no había escapatoria! No pueden volver atrás, tampoco pueden avanzar. El futuro parece inaccesible y el presente parece imposible.

Pero hay que entender que fueron llevados al lugar en que están ahora, no por Moisés, no por coincidencia, sino por Dios mismo. Con frecuencia el Señor parece colocar a sus hijos en posiciones de profunda dificultad, llevándolos a una coyuntura en la que no hay escapatoria, creando una situación en la que ningún ser humano en su sano juicio habría permitido, si le hubieran consultado previamente. Pero dice que la misma nube los llevó allí.

Es posible que tu mismo te encuentres en una situación como ésta en este momento. Te parece desconcertante e intimidante hasta lo máximo, pero déjame decirte, todo es perfectamente correcto. Toda la situación estará más que justificada por Aquel que te ha llevado allí. Es sólo un escenario para presentar su poderosa gracia y su inmenso poder. El Señor NO sólo te librará, sino que al hacerlo, te dará una lección que nunca olvidarás.

 

2- LOS PLANES DE DIOS SON HECHOS SIEMPRE CON ANTICIPACIÓN.

En Éxodo 14:3-4 Dios le dice a Moisés: “Este es el plan: El faraón va a escuchar que estás de aquí para allá por el desierto y pensará: ésta es mi oportunidad. Se dirigen de nuevo a Baal Zefón; voy a atraparlos allí, no escaparán.”
Esa Moisés, es la trampa, pero será una trampa para el faraón.” Dios lo tenía todo arreglado de antemano, siempre lo hace.

De acuerdo con los versos 5-8, el Faraón mordió el anzuelo. Faraón inició la persecución a los hijos de Israel con 600 carros. El versículo nueve nos dice: Éxodo 14:9-10

¿Por qué los mismos israelitas que acababan de presenciar el enorme despliegue de poder y la liberación de parte de Dios, ahora se llenan de miedo y empiezan a murmurar contra Él?

En defensa de los israelitas hay que decir que…

  1. No todos los que venían con el pueblo eran israelitas, esto nos lo deja saber Éxodo 12:38. Habían muchos que dudaban porque no conocían al Dios de Israel.
  2. Israel no tenía escrita hasta este momento de su historia, la ley a la cual recurrir. No había referencia.
  3. Como esclavos que habían sido, siempre bajo intimidación, eran presa fácil del miedo. El texto NO dice sólo que los israelitas tenían miedo, sino que tenían “mucho” miedo, y estoy convencido de que incluso esa expresión no refleja suficientemente el terror que sentían. La respuesta de Israel fue ceder ante el miedo.

En toda situación delicada (de vida o muerte) se presenta siempre la tentación de ceder ante el miedo. Para contrarrestarlo debemos ser conscientes de lo que hace el miedo en las personas y porqué el Señor siempre nos dice: no tengas miedo.

Israel sentía mucho miedo porque tenían sus ojos puestos en los egipcios y no en el Señor. El miedo los llevó a distorsionar la verdad, y ser controlados por la duda en lugar de por la fe.

El SALMO 106:7-8, dice: Cuando nuestros padres estaban en Egipto, no tomaron en cuenta tus maravillas; no tuvieron presente tu bondad infinita y se rebelaron junto al mar, el Mar Rojo.
Pero Dios los salvó, haciendo honor a su nombre, para mostrar su gran poder.

Es interesante tener en cuenta que Israel había confiado en Dios para su liberación, pero no para las circunstancias que se dieron después. Pero esto no es nada nuevo: DAVID por ejemplo, se desesperó y dijo: “Un día de éstos voy a morir a manos de Saúl.” (1 Samuel 27:1). ELÍAS se sentó a la sombra de un arbusto y le pidió a Dios morir (1 Reyes 19:4).

Como cristianos, hemos confiado en el Señor para salvarnos del pecado, pero con demasiada frecuencia no confiamos en Él cuando estamos en medio de las circunstancias. Hay un montón de circunstancias que hacen que no confiemos en Él: el diagnóstico de una enfermedad terminal, cuando los ingresos no alcanzan para pagar todos los gastos del mes, el hijo rebelde que se niega a hacer lo correcto, el cónyuge que nos ha rechazado, Cuando perdemos nuestro trabajo.

Cuando la situación parezca insostenible o imposible, sólo recuerda tener confianza personal en Dios, practicar la obediencia a Él, y entender que Dios tiene siempre un propósito en todas las experiencias que vivimos con Él.

 

3- LOS PLANES DE DIOS NO NECESITAN DE TU AYUDA, SOLO DE TU OBEDIENCIA

La respuesta de Dios a través de Moisés a los israelitas que murmuraban se encuentra en Éxodo 14:13-14

Dios da aquí a través de Moisés, 4 instrucciones:

  1. “No tengan miedo” Instruyó a las personas en primer lugar a no tener miedo. El miedo te paraliza; el enemigo lo sabe y lo usará en tu contra.
  2. “Mantengan sus posiciones”, podría entenderse mejor si decimos: “Permanezcan firmes”, porque esto refleja la fe y la confianza que tenemos en el Señor.
  3. “Vean bien” – Moisés dice “que serán testigos de lo que el Señor va a realizar hoy en favor de ustedes.” Dios no necesita de tu ayuda. No es necesario que vayas a luchar; lo que necesitas es mantenerte fuera de su camino. Limítate sólo a verlo trabajar.
  4. “Quédense quietos,” traducido a nuestra realidad significa: guarden silencio. Este es con frecuencia el más difícil de hacer para nosotros, porque sentimos siempre la necesidad urgente de decirle a alguien acerca del dilema en que estamos.

Todas estas instrucciones están dirigidas a contrarrestar las reacciones humanas naturales, cuando entramos en pánico: primero, tenemos miedo; segundo, corremos; tercero, luchamos; cuarto, le contamos todo a todos.

Dios le habla a Moisés en Éxodo 14:15-16, literalmente Dios le dice a Moisés que deje de orar y empiece a moverse. Hay un tiempo para orar, pero cuando tenemos dirección, debemos dejar de orar y empezar a movernos.

 

4- LOS PLANES DE DIOS NO SE LIMITAN A LO HUMANAMENTE POSIBLE

Leamos Éxodo 14:21-22.

Se han hecho intentos de eliminar el aspecto milagroso del cruce del Mar Rojo por parte de los Israelitas. Un punto de vista popular es que cruzaron a través en un área que es por lo general, poco profunda y pantanosa, cuya agua había sido desplazada y la tierra secada por la acción natural de un fuerte viento. La dificultad con este razonamiento naturalista es que si el área era realmente poco profunda, es difícil de explicar cómo los egipcios pudieron haberse ahogado.

La conclusión de la historia se cuenta en Éxodo 14:23-31. El retorno del agua a su lugar, puso fin al ejército egipcio que buscaba la destrucción de los hijos de Israel.

Lo que quiero que veas es que llegar hasta el Mar Rojo ES TAN PARTE DEL PLAN DE DIOS, COMO CRUZARLO. Un problema, una situación en las manos de Dios, es como una carretera hacia la tierra prometida.

¿Por qué permite Dios que estos problemas y dificultades sucedan en nuestras vidas? Debido a que a menudo toma éstos lugares encajonados en donde terminamos, para lograr que lo busquemos a Él por ayuda. Pudiera ser que hubieras llegado a desarrollar un estilo de vida demasiado materialista. Al igual que Moisés y los hijos de Israel seguramente has contemporizado con la gente en Egipto, la mayor parte de tu vida. Has trabajado con egipcios. Piensas como egipcio. Lees periódicos egipcios. Escuchas música egipcia. Tienes tratos comerciales con empresarios egipcios. Estás en el competitivo mundo de los egipcios, por lo que es apenas natural que reacciones como uno de ellos.

¡Nunca olvides quién eres, quién es tu Padre y a quién le perteneces!

Recuerda compartir con otros la palabra de Dios, es importante que todo el mundo sepa que todo tiene un propósito en nuestras vidas y Dios tiene un plan perfecto.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2015 Casa sobre la Roca | Iglesia Cristiana Integral
Top
16550 Nw 52nd Ave | Miami Gardens, Fl 33014
EL PRUDENTE Y EL INSENSATO
24 »Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.
25 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.
26 Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena.
27 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó, y grande fue su ruina.»
Gracias, su petición fue enviada exitosamente.
Servicio en Vivo en Progreso
REPORTAR
EMERGENCIA
Si está presentando una emergencia real por favor contacte al 911, si desea información general marque 311.
Servicio para la congregación
Ponemos a disposicíon de la congregación de Casa Roca Miami una línea telefónica para solicitar ayuda en caso de crisis y otros servicios